V. B. en Elle Magazine.

Victoria Beckham ha salido fantástica en la revista “Elle Magazine”.  Podrás encontrar la revista en el Reino Unido, pero tendrás que esperar, la revista ya ha visto la luz (Mayo), pero hasta que llegue a España… Puede que tarde un poquito. Mientras puedes ver “parte” de la sesión fotográfica.

La libertad de Danielle

¿Sabéis quién es Danielle Scutt? Pues una chica graduada por la escuela de moda londinense Central Saint Martins en el año 2005.

Danielle Scutt tuvo mucho valor, pues se lanzó a fundar su propia empresa de moda. Desde que presentó su primera colección en Londres, no ha parado de recibir premios o galardones por el inmenso trabajo. Su colección es de alta calidad y vanguardista, siempre busca libertad, para quienes lleven la marca se sientan cómodos, que se sientan bien, puede que en algunas colecciones podáis ver un estilo ochentero, un estilo rebelde.

Pasamos al diseño, tiene un corte fuerte y sus formas son románticas, quiere resaltar la figura femenina pero con tejidos metalizados, tartán o brillos, he de destacar la seda como material indispensable para Danielle.
Para ella la sofisticación en su marca se basa en ceñir la cintura, marcando la silueta femenina.

Diseños de Danielle.
Danielle.

Mini-cuento en París.

Érase una vez un joven llamado Jean Busquet que decidió enfrentarse a una aventura en 1956, vivió en París y con esfuerzo diseñaba sus primeros modelos. Al tiempo, en 1962, pensó en fundar una empresa llamada, Cacharel, y tal fue el éxito que todas las chicas de París enloquecieron con sus diseños. Jean Busquet destacó la blusa de crespón con colores vivos, sin pinzas en el pecho y con esta pequeña idea se convirtió en un icono.

Mientras que Cacharel crecía, Jean Busquet tuvo una idea mágica, crear perfumes. “Anaïs Anaïs” era y sigue siendo el “best seller” de la marca, pero no es el único, le siguen: “Noa” y el perfume masculino “Nemo”.
Pasaba el tiempo, Jean Busquet se aburría… Él sólo diseñaba y creaba perfumes, ¿qué más podía hacer? Pues, ¡tuvo una revelación! Jean Busquet hizo una colaboración con una fotógrafa que pasaba por allí y que se llamaba Sarah Moon y tuvieron tanto éxito que en los años 70, se contribuyo a una mayor estética en la iconografía, y colorín colorado este mini-cuento ha terminado.

Érase una vez…

Un arquitecto, escultor, pintor, músico y filósofo.

Desde pequeño soñaba con ser modisto y en sus ratos libres dibujaba grandes diseños.
En 1919, abrió una tienda en San Sebastián, que luego se expandió hacia Madrid y Barcelona. Por desgracia, cuando estalló la Guerra Civil Española se vio forzado a cerrar sus tiendas, y se trasladó a París, y una vez allí abrió una tiendecita.

¿Su estilo? En una palabra, innovador. Diseña una línea de hombros caídos, cintura pinzada y caderas redondas. Alrededor de los años 50 empieza a ser reconocido y despliega toda su creatividad. Y lógicamente, crea un pleno dominio en la costura y sobretodo en el manejo de tejidos.

Coco Chanel en una ocasión llegó a decir:
“Es el único de nosotros que es un verdadero ‘couturier’ (costurero)”

Tal es el ingenio y la innovación que Balenciaga era capaz de montar un vestido con un paño de tela, sin apenas cortes ni costuras, en poquísimo tiempo. Su habilidad se centra en crear volúmenes y formas; crea en las prendas un acabado perfecto, pues cubre a la perfección todas las botonaduras y puntadas de hilo.
El nivel de Balenciaga es muy perfeccionista, tanto que en más de una ocasión le lleva a desarmar algún vestido entero, y rehacerlo por completo. Y ¿os digo un secreto?, uno de sus últimos trabajos fue la creación del uniforme de azafatas para la línea de Air France.

Balenciaga siempre creó Alta costura y nunca ha creado nada para prê-à-porter, por ello se le ha llamado “el padre de la Alta costura”.

¿Queréis saber que comentó Balenciaga?:
“Un buen modisto debe ser: arquitecto para los patrones, escultor para la forma, pintor para los dibujos, músico para la armonía y filósofo para la medida”.

Balenciaga
Cristobal Balenciaga, “el padre de la Alta costura”
Balenciaga
Un estilo muy perfecto, acabado perfecto.

COSAS QUE NO PUEDEN FALTAR EN TU ARMARIO

Para finalizar el año no pueden faltarte algunas cosas indispensables… Os preguntaréis cuáles pueden ser… Pues bien:

1-      Halloween amplía su fecha. Sí, tal como leéis. Un ejemplo muy claro son las sudaderas con estampados de halloween… Donde destaco el murciélago.

2-      Como accesorio que no puede faltar nunca es el collar, pero no uno cualquiera. Debemos de tener uno muy especial para acabar el año… Un colgante donde se puedan cumplir los sueños… Un collar de estrellas, que me decís ¿? J

3-      Después de un accesorio, hay que rematar con un vestido. Si anteriormente hemos elegido un collar, no puede faltar un vestido con un color champán y le darás una bienvenida al 2014! (En caso de llevar traje, con una corbata en color champán… ¡Requetelistos!).

4-      Unas botas. Botas doradas. O en el caso de no tener botas… Unos botines. Serán la joya de la corona en tu vestuario. Pisando fuerte y con estilo.

5-      Abrigo perfecto. Aunque suene sencillo, no lo es. Es un engorro encontrar el abrigo perfecto, mi opinión es tener en el armario un abrigo de cuadros o azul marino… Y por supuesto, ¡que sea calentito!

Tres años con “Vogue” y nace Lilly Marthe Ebener.

Las prendas y diseños de Lilly son pequeñas obras de arte, para observar y admirar. Supervisa al detalle todas sus creaciones, desde el proceso de fabricación hasta la obra completa. Eso señoras y señores es una buena diseñadora, una buena marca.

Pasó tres años como asistenta en la revista “Vogue” en Francia, así que conoce a la perfección el cambiante ritmo de la moda, de las colecciones… Por ello, con toda esa experiencia Lilly se implica muchísimo en la confección de sus piezas para cuando estén listas completar el puzle de excelente calidad.

He de confesar que tiene un don en la moda… Se inspira en los animales y en la lana, y con estos dos elementos termina con colección de punto. (He de comentar que simplemente es brillante, ya podréis observar en las imágenes más abajo).

En Alemania fabrica, junto a su propio equipo de tejedoras, sus piezas a mano. ¿Por qué a mano?(Os estaréis preguntando) Pues porque Lilly quiere que en el proceso de fabricación de una simple pieza, sea transparente y eficaz.

¿Resultado? Pues chaquetas de punto, vestidos jersey, accesorios con un tacto increíble y totalmente luminosos… Si no me creéis, juzgad vosotros mismos; mirad las imágenes y comentad.